lunes, 18 de septiembre de 2017

Asistencia masiva a la solemne Santa Misa en el Rito Dominico antiguo oficiada en Roma como colofón de la VI Peregrinación Internacional "Populus Summorum Pontificum" (reportaje fotográfico)

Finalmente, ayer, 17 de septiembre, XV Domingo después de Pentecostés -y fiesta de la Impresión de las Sagradas Llagas de San Francisco-, como conclusión de la VI Peregrinación Internacional "Populus Summorum Pontificum", el P. Dominique-Marie de Saint-Laumer, Prior General de la Fraternidad de San Vincente Ferrer, ofició a las 11:00 horas la solemne Santa Misa en el Rito Dominico antiguo, en la Parroquia Personal de la Santísima Trinidad de los Peregrinos de Roma, a cargo de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro, abarrotada de fieles, como se puede observar en las fotografías. Entre otros, asistió en coro el Rvdmo. Dom Jean Pateau, O.S.B., Abad de Notre-Dame de Fontgombault -primero por la derecha en la cuarta fotografía-. Fotos: MiL.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Reportaje y fotos de la VI Peregrinación "Populus Summorum Pontificum" a Roma: Vísperas oficiadas por Mons. Georg Gänswein, procesión y Santa Misa Tridentina Pontifical oficiada por Mons. Guido Pozzo en la basílica de San Pedro del Vaticano

Estas fotografías fueron tomadas el pasado jueves 14 de septiembre, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz y X Aniversario de la entrada en vigor del motu proprio "Summorum Pontificum", de S. S. Benedicto XVI, durante las solemnes Vísperas Pontificales oficiadas por S. E. R. el Arzobispo Georg Gänswein, Prefecto de la Casa Pontificia y secretario personal de S. S. Benedicto XVI, en la basílica de San Marcos al Campidoglio de Roma (Italia).

Anteayer, viernes 15 de septiembre, tuvo lugar la solemne Santa Misa Tridentina oficiada por Mons. Gilles Wach, ICRSS, Superior del Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote, en la basílica de Santa Maria sopra Minerva de Roma, de la que ya di cuenta ayer (ver aquí),

Ayer, sábado 16 de septiembre tuvo lugar la solemne Santa Misa Tridentina Pontifical oficiada por S. E. R. el Arzobispo Mons. Guido Pozzo, Secretario de la Pontificia Comisión "Ecclesia Dei", en el altar de la cátedra de la Basílica de San Pedro del Vaticano, precedida por la procesión que tuvo lugar al final de la Adoración Eucarística en la Chiesa Nuova (Iglesia Nueva), en la que fue ceremoniero don Giorgio Lenzi y en la que participaron muchas cofradías y órdenes de caballería, así como muchas asociaciones (Juventutem, en particular), hermandades, órdenes militares, órdenes religiosas, tanto "ordinarias" -dominicos, carmelitas, cistercienses, Olivetanos-, como "extraordinarias" -franciscanos de la Inmaculada, benedictinos de la Inmaculada, el Instituto Buen Pastor, el Instituto de Cristo Rey-, así como muchos sacerdotes seculares y, lo más notable, muchos fieles jóvenes y familias de todo el orbe católico.

A la ceremonia, celebrada sobre la tumba del Apóstol San Pedro, asistieron SS. EE. RR. los Cardenales Burke y Brandmüller, SS. EE. los obispos Laize, Cruces y Viganò, Mons. Agostini, el Rvdo. Padre Abad Dom Jean Pateau, O.S.B., de Notre-Dame de Fontgombault, el P. Vincenzo Nuara, O.P., y el P. Vladimiro Carole, O.P.

Para la ocasión fue cantada la Missa Summorum Pontificum, compuesta específicamente para el X Aniversario del motu proprio (y dirigida) por el Maestro Aurelio Porfiri. Ha sido la primera vez en los últimos 60 años que una Misa en el Rito Romano antiguo ha sido musicada -el Propio y el Ordinario- en la época contemporánea. Fotos: MiL.

sábado, 16 de septiembre de 2017

El Cardenal Burke y el Abad de Le Barroux asisten a la solemne Santa Misa Tridentina oficiada por el Superior del ICRSS por el X Aniversario del motu proprio "Summorum Pontificum" en Roma (Italia)

Estas fotografías fueron tomadas ayer, viernes 15 de septiembre, fiesta de los Siete Dolores de la Santísima Virgen María, durante la solemne Santa Misa Tridentina oficiada a las 19:00 horas por Mons. Gilles Wach, ICRSS, Superior del Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote, en la basílica de Santa Maria sopra Minerva de Roma (Italia), con motivo de las celebraciones de la peregrinación tradicional anual Summorum Pontificum 2017 que se están desarrollando en la Ciudad Eterna, coincidiendo este año con el X Aniversario de la promulgación del motu proprio "Summorum Pontificum", de S. S. Benedicto XVI, que entró en vigor el 14 de septiembre de 2007, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz. A la ceremonia asistió gran cantidad de fieles y contó con la presencia en coro de S. E. R. Raymond Leo S.R.E. Card. Burke, ex Prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica y actual Patrón (sin funciones) de la ex Soberana Orden de Malta, así como la del Padre Abad Dom Louis-Marie Geyer d'Orth, O.S.B., de Le Barroux. Fotos: MiL.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Científicos italianos descifran una antigua carta del siglo XVII escrita por el diablo a través de las manos de la Venerable Sor María Crucificada de la Concepción, hermana de San José María Tomasi

Retrato de la Venerable Sor María Crucificada de la Concepción (izquierda). La "Carta del Diablo" (derecha)
La "Carta del Diablo" es una misiva escrita en caracteres incomprensibles que lleva guardada más de tres siglos en el monasterio de clausura de Palma di Montechiaro, en Agrigento, Sicilia (Italia).

Dicha carta fue escrita por una monja benedictina del siglo XVII mientras estaba poseída por el diablo. Se trata de sor María Crucificada de la Concepción -Maria Crocifissa della Concezione-, declarada Venerable por el Papa Pío VI y enterrada en el monasterio. Era hermana de San José María Tomasi, Cardenal reformador italiano de la Orden de los Teatinos, beatificado por el Papa Pío VII en 1803 y canonizado por San Juan Pablo II en 1986.

Aunque muchas personas trataron de descifrarla a lo largo de los siglos, nadie tuvo éxito, sin haberse podido revelar su contenido por estar escrito con un código secreto. Nadie... hasta ahora. Finalmente, ha sido descifrada gracias al uso de un software decodificador descubierto en la 'red oscura' (dark web).
Monasterio benedictino de Palma di Montechiaro, Agrigento, Sicilia (Italia).
La carta fue escrita en 1676 por sor María Crucificada de la Concepción -en el siglo, Isabella Tomasi-, quien afirmó que era un mensaje del diablo, escrito por el mismísimo Satanás usando sus manos. El diablo en persona le pidió que lo firmara, pero la monja, habiendo entendido el contenido de la misma, en su lugar escribió sólo "Ohimè" -que podría traducirse como: "¡Ay de mí!"-.

Una mañana de 1676, Isabella Tomasi (1645-1690), que había entrado en el convento benedictino de Palma di Montechiaro a los 15 años de edad, adoptando el nombre de sor Maria Crocifissa della Concezione, apareció cubierta de tinta con la misteriosa carta frente a ella y diciendo al resto de las religiosas que había sido poseída por Satanás, quien le había obligado a escribir el mensaje. La religiosa insistía en que era una treta de Lucifer para convencerla de servir al mal y no a Dios. Fue creída por el resto de las religiosas, pero ni ellas, ni las generaciones de monjas que vinieron después, pudieron descifrar el código secreto de la carta guardada en el convento desde entonces.

En la imagen, una de las copias que ha sobrevivido al paso del tiempo.
Durante mucho tiempo esta carta despertó, en vano, el interés de los eruditos, ya que el lenguaje utilizado era totalmente desconocido -aunque algunas palabras parecían ser griegas y árabes-, escribe el escritor Giuseppe Tomasi de Lampedusa en su novela "El Gatopardo". Habiendo ido al monasterio en 1955, quedó tan impresionado que quiso incluir este episodio en la novela, pero ocultando la figura de la hermana Crocifissa, que reflejó en el personaje de la "beata Corbera". Esta historia también se menciona en el documental "La Sicilia del Gatopardo", de Ugo Gregoretti, que también muestra la carta.

Casi tres siglos y medio después de redactarse la misiva, un grupo de científicos italianos ha logrado descifrar el código secreto utilizando un programa de software de descifrado que encontraron en la web oscura, descubriendo que realmente llevaba un mensaje diabólico. La monja jamás habría podido realizar ese código sola.

Según revela el diario británico "The Times" (ver aquí), el equipo de científicos, perteneciente al Centro de Ciencias Ludum de la ciudad de Catania, en Sicilia (Italia), utilizó un algoritmo que encontraron en la web oscura para descifrar la carta: "habíamos oído [hablar] acerca del software, que creemos que es utilizado por los servicios de inteligencia para romper códigos", ha afirmado Daniele Abate, director del centro. "Añadimos al software griego antiguo, árabe, el alfabeto rúnico y latín para usarlos como sustitutos de letras, y así demostrar que realmente [la carta] es diabólica", dijo.

El investigador añadió que numerosas sectas satánicas interesadas en la carta se han puesto en contacto con él casi inmediatamente después de publicar la investigación, de la cual ha ocultado algunos detalles.

El grupo de trabajo ha logrado traducir varias líneas de la carta, cuyo contenido versa sobre la relación entre los seres humanos, Dios y Satanás. En ella puede leerse que "Dios fue inventado por el hombre" y se refiere a la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, como "pesos muertos". También dice que "Dios piensa que puede liberar a los mortales" y que "este sistema no funciona para nadie".