sábado, 25 de marzo de 2017

Solemnidad de la Encarnación del Señor (25 de marzo)

Hoy es la solemnidad de la Encarnación del Señor o Anunciación de la Santísima Virgen María.

SPIRITUVS SANCTVS SVPERVENIET IN TE ET VIRTVS ALTISSIMI OBVMBRABIT TIBI IDEOQVE ET QVOD NASCETVR EX TE SANCTVM VOCABITVR FILIVS DEI ET ECCE ELISABETH COGNATA TVA ET IPSA CONCEPIT FILIVM IN SENECTVTE SVA ET HIC MENSIS EST SEXTVS ILLI QVAE VOCATUR STERILIS QVIA NON ERIT IMPOSSIBILE APVD DEVM OMNE VERBVM DIXIT AVTEM MARIA ECCE ANCILLA DOMINI FIAT MIHI SECVNDUM VERBVM TVVM

El Espíritu Santo descenderá sobre ti, y la virtud del Altísimo te cubrirá con su sombra: por lo cual el Santo que de ti nacerá será llamado Hijo de Dios. Y sabe que Isabel, tu parienta, ha concebido también un hijo en su vejez: y la que se llamaba estéril se halla en el sexto mes: porque nada es imposible para Dios. Entonces María dijo: He aquí la esclava del Señor: hágase en mí según tu palabra (Lc 1, 35-38).

viernes, 24 de marzo de 2017

El Nuncio Apostólico en Panamá eleva a 69 la lista de Prelados favorables a las "dubia", que defienden la Doctrina y Magisterio de la Iglesia sobre el Matrimonio y que rechazan administrar los sacramentos de la Penitencia y la Comunión a los adúlteros

La lista de Prelados que apoyan las "dubia" presentadas al Papa Francisco por los Cuatro Cardenales para aclarar los puntos conflictivos de "Amoris laetitia", que defienden la Doctrina y Magisterio de la Iglesia sobre el Matrimonio y que expresamente niegan que quienes viven en adulterio puedan recibir los sacramentos de la Penitencia y la Comunión, se eleva ya a 69 con la incorporación a la misma de otros un Prelado español.

Se trata de S. E. R. Mons. Andrés Carrascosa Coso (foto de la izquierda), Arzobispo titular de Elo y Nuncio Apostólico en Panamá, nacido en Cuenca (España), quien el pasado 10 de agosto de 2015, entre los dos Sínodos de la Familia, aclaró que los católicos que viven en adulterio son parte de la Iglesia, pero no pueden comulgar, ya que según estableció Jesucristo, si existe un divorcio y la persona vuelve a unirse está en adulterio, y las palabras del Señor no pueden cambiarse (puede verse aquí). Es el décimo tercer Arzobispo de la lista de 69 Prelados: 28 Cardenales, 13 Arzobispos y 28 Obispos.

Por otra parte, S. E. Mons. Juan Antonio Reig Pla (foto de la derecha), Obispo de Alcalá de Henares, Madrid (España), que ya aparecía en la lista, acaba de publicar unas disposiciones para la atención pastoral a los divorciados que viven en adulterio, en las que indica que el Magisterio de siempre sigue vigente y que, por tanto, los adúlteros no pueden recibir la Comunión, así como que para poder recibirla tienen necesariamente que abstenerse de los actos propios de los esposos, como establece el punto 84 de Familiaris consortio, de San Juan Pablo II, recordando que ese es un requisito objetivo que no admite excepciones y que ningún sacerdote se puede considerar con la autoridad de dispensar dicha exigencia (puede leerse el documento completo aquí).

Con esta incorporación la lista ya se eleva a 69 Prelados:
  • 28 de ellos son Cardenales, de los cuales:

    1 es el Cardenal Protodiácono.
    3 son Prefectos de Congregaciones.
    1 es Cardenal-Arzobispo Primado.
    9 son Arzobispos.
    2 son Arzobispos eméritos.
    5 son Presidentes de Conferencias Episcopales (1 de ellos honorífico).
    1 es Presidente emérito de una Prefectura de la Santa Sede.
    1 es Presidente emérito de una Academia Pontificia.
    3 son ex Presidentes de Conferencias Episcopales.
  • 13 son Arzobispos.
  • 28 son Obispos.
Más abajo puede verse la LISTA COMPLETA, con los 69 Prelados (28 Cardenales, 13 Arzobispos y 28 Obispos), contándose entre ellos:
  • El Cardenal Protodiácono.
  • El Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.
  • El Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.
  • El Prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede.
  • El ex Prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica.
  • El Presidente de la Conferencia Episcopal Polaca.
  • El Vicepresidente del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa (el mismo que el Presidente de la C. E. Polaca).
  • El Presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos.
  • El Presidente de la Conferencia Episcopal de la India.
  • El Presidente de la Conferencia Episcopal de Kenia.
  • El Presidente "ad honorem" de la Conferencia Episcopal Venezolana.
  • El ex Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana.
  • El ex Presidente de la Conferencia Episcopal Española.
  • El ex Presidente de la Conferencia Episcopal Letona.
  • El Nuncio Apostólico de la Su Santidad en Panamá.
  • El Presidente del Consejo para la Familia de la Conferencia Episcopal Polaca.
  • El Presidente de la Comisión de Familia y Comunidad de la Conferencia Episcopal de Costa Rica.
  • El Prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.
  • El Presidente emérito de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede.
  • El Presidente emérito de la Pontificia Academia para la Vida.
  • El Presidente emérito del Pontificio Comité de Ciencias Históricas.
  • El Presidente emérito del Pontificio Consejo para la Familia.
  • El Presidente emérito del Pontificio Consejo "Cor Unum".
  • El Presidente emérito del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz.
  • El Presidente emérito del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes (el mismo que Justicia y Paz).
  • El Presidente emérito de "Peregrinatio ad Petri Sedem".

  1. S. E. R. Walter Card. Brandmüller, Presidente emérito del Comité Pontificio de Ciencias Históricas.
  2. S. E. R. Raymond Leo Card. Burke, ex Prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica y Patrón de la ex Soberana Orden de Malta.
  3. S. E. R. Carlo Card. Caffarra, Arzobispo emérito de Bolonia (Italia)
  4. S. E. R. Joachim Card. Meisner, Arzobispo emérito de Colonia (Alemania).
  5. S. E. R. Robert Card. Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.
  6. S. E. R. Paul Josef Card. Cordes, Presidente emérito del Pontificio Consejo "Cor Unum".
  7. S. E. R. George Card. Pell, Prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede.
  8. S. E. R. Wilfrid Fox Card. Napier, Arzobispo de Durban (Sudáfrica).
  9. S. E. R. Gerhard Ludwig Card. Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.
  10. S. E. R. Renato Raffaele Card. Martino, Cardenal Protodiácono, Presidente emérito del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz, Presidente emérito del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes y ex Observador Permanente de la Santa Sede en las Naciones Unidas.
  11. S. E. R. Camilo Card. Ruini, Vicario General emérito de Su Santidad para la diócesis de Roma, ex Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, Arcipreste emérito de la Basílica Papal de Letrán, Gran Canciller emérito de la Pontificia Universidad Lateranense y Presidente emérito de "Peregrinatio ad Petri Sedem".
  12. S. E. R. Francis Card. Arinze Prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.
  13. S. E. R. Angelo Card. Scola, Arzobispo de Milán (Italia).
  14. S. E. R. Ennio Card. Antonelli, Arzobispo emérito de Florencia (italia) y Presidente emérito del Pontificio Consejo para la Familia.
  15. S. E. R. Joseph Card. Zen Ze-kiun, S.D.B., Arzobispo emérito de Hong Kong (China).
  16. S. E. R. Velasio Card. De Paolis, Presidente emérito de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede.
  17. S. E. R. Moran Mor Baselios Card. Cleemis, Arzobispo Mayor de Trivandrum, Catholicós de la Iglesia católica siro-malankar y Presidente de la Conferencia Episcopal de la India.
  18. S. E. R. Dominik Jaroslav Card. Duka, O.P., Arzobispo de Praga y Primado de la República Checa.
  19. S. E. R. John Olorunfemi Card. Onaiyekan, Arzobispo de Abuya (Nigeria).
  20. S. E. R. Willem Jacobus Card. Eijk, Arzobispo de Utrecht (Países Bajos).
  21. S. E. R. Thomas Christopher Card. Collins, Arzobispo de Toronto (Canadá).
  22. S. E. R. Daniel Nicholas Card. DiNardo, Arzobispo de Galveston-Houston (EE.UU.) y Presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos.
  23. S. E. R. Timothy Michael Card. Dolan, Arzobispo de Nueva York (EE.UU.).
  24. S. E. R. John Card. Njue, Arzobispo de Nairobi y Presidente de la Conferencia Episcopal Keniana.
  25. S. E. R. Elio Card. Sgreccia, Presidente emérito de la Academia Pontificia para la Vida.
  26. S. E. R. Antonio María Card. Rouco Varela, Arzobispo emérito de Madrid y ex Presidente de la Conferencia Episcopal Española.
  27. S. E. R. Jorge Liberato Card. Urosa Savino, Arzobispo de Caracas y Presidente "ad honorem" de la Conferencia Episcopal Venezolana.
  28. S. E. R. Jānis Card. Pujats, Arzobispo emérito de Riga y ex Presidente de la Conferencia Episcopal Letona.
  29. S. E. R. Mons. Stanisław Gądecki, Arzobispo Metropolitano de Poznań, Presidente de la Conferencia Episcopal Polaca y Vicepresidente del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa.
  30. S. E. R. Mons. Charles Joseph Chaput, O.F.M. Cap., Arzobispo Metropolitano de Filadelfia (EE.UU.).
  31. S. E. R. Mons. Héctor Aguer, Arzobispo de La Plata (Argentina).
  32. S. E. R. Mons. Tomash Peta, Arzobispo Metropolitano de la Archidiócesis de Santa María en Astaná (Kazajistán).
  33. S. E. R. Mons. Jan Pawel Lenga, Arzobispo emérito de Karagandasu (Kazajistán).
  34. S. E. R. Mons. William E. Lori, Arzobispo de Baltimore, Maryland (EE.UU.).
  35. S. E. R. Mons. Alexander K. Sample, Arzobispo de Portland (EE.UU.).
  36. S. E. R. Mons. Richard W. Smith, Arzobispo de Edmonton (Canadá).
  37. S. E. R. Mons. Gerard Pettipas, CSsR, Arzobispo de Grouard-McLennan (Canadá).
  38. S. E. R. Mons. Terrence Thomas Prendergast, S.I., Arzobispo de Ottawa (Canadá).
  39. S. E. R. Mons. Wolfgang Haas, Arzobispo de Vaduz (Liechtenstein).
  40. S. E. R. Mons. Luigi Negri, Arzobispo emérito de Ferrara-Comacchio; miembro de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, el Anuncio y la Catequesis; miembro del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes; miembro del Comité Científico-Técnico para las Escuelas Católicas de la Conferencia Episcopal Italiana y ex miembro de la Pontificia Academia de la Inmaculada.
  41. S. E. R. Mons. Andrés Carrascosa Coso, Arzobispo titular de Elo y Nuncio Apostólico en Panamá.
  42. S. E. Mons. Fernando Arêas Rifan, Obispo de la Administración Apostólica Personal de San Juan María Vianney (Brasil).
  43. S. E. Mons. Steven Lopes, Obispo del Ordinariato Personal de la Cátedra de San Pedro (EE.UU.).
  44. S. E. Mons. Jan Wątroba, Obispo de Rzeszów y Presidente del Consejo para la Familia de la Conferencia Episcopal Polaca.
  45. S. E. Mons. José Francisco Ulloa Rojas, Obispo de Cartago y Presidente de la Comisión de Familia y Comunidad de la Conferencia Episcopal de Costa Rica.
  46. S. E. Mons. Ratko Peric, Obispo de Mostar-Duvno (Bosnia y Herzegovina).
  47. S. E. Mons. Vitus Huonder, Obispo de Coira -Chur- (Suiza).
  48. S. E. Mons. Antonio C. Rossi, Obispo de Frederico Westphalen (Brasil).
  49. S. E. Mons. David Kagan, Obispo de Bismarck, Dakota del Norte (EE.UU.).
  50. S. E. Mons. Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Alcalá de Henares (España).
  51. S. E. Mons. Scott MacCaig, Obispo del Ordinariato Militar de Canadá.
  52. S. E. Mons. Philip Egan, Obispo de Portsmout (Reino Unido).
  53. S. E. Mons. Thomas J. Olmsted, Obispo de Phoenix (EE.UU.).
  54. S. E. Mons. James Conley, Obispo de Lincoln, Nebraska (EE.UU.).
  55. S. E. Mons. Thomas Paprocki, Obispo de Springfield, Illinois (EE.UU.).
  56. S. E. Mons. Ignazio Zambito, Obispo dee Patti (Italia).
  57. S. E. Mons. Juan Rodolfo Laise, OFMCap, Obispo emérito de San Luis (Argentina).
  58. S. E. Mons. Taras Senkiv, O.M., Obispo de Stryi (Ucrania).
  59. S. E. Mons. Frederick Henry, Obispo de Calgary (Canadá).
  60. S. E. Mons. Mark Hagemoen, Obispo de Mackenzie-Fort Smith (Canadá).
  61. S. E. Mons. Paul Terrio, Obispo de St. Paul (Canadá).
  62. S. E. Mons. Adriano Langa, Obispo de Inhambane (Mozambique).
  63. S. E. Mons. Jonas Kauneckas, Obispo de Panevėžys (Lituania).
  64. S. E. Mons. Rigoberto Corredor Bermúdez, Obispo de Pereira (Colombia).
  65. S. E. Mons. Anthony Lee Kok Hin, Obispo emérito de Miri (Malasia).
  66. S. E. Mons. Gregory J. Bittman, Obispo auxiliar de Edmonton (Canadá).
  67. S. E. Mons. Jósef Wróbel, Obispo titular de Suas y auxiliar de Lublin (Polonia).
  68. S. E. Mons. Athanasius Schneider, Obispo titular de Celerina y auxiliar de María Santísima en Astaná (Kazajistán).
  69. S. E. Mons. Andreas Laun, Obispo auxiliar de Salzburgo, miembro de los Oblatos de San Francisco de Sales y Profesor de Teología Moral en la Facultad de Filosofía y Teología de Heiligenkreuz (Austria).

miércoles, 22 de marzo de 2017

Reportaje y fotos de la tumba de Cristo en el Santo Sepulcro de Jerusalén tras la restauración. La responsable de los trabajos dijo que los ordenadores se apagaron al descubrirse la piedra original, hecho insólito que calificó como "un suceso único"

Hoy, miércoles 22 de marzo, se ha presentado en público la tumba del Señor en el Santo Sepulcro de Jerusalén, una vez concluidas las obras de restauración que se han llevado a cabo en los últimos diez meses. Además del edículo1 donde se encuentra el lugar en el que fue enterrado Nuestro Señor, también se ha restaurado su exterior y la cúpula de la tumba.

A diferencia de otras veces en que se llevaron a cabo restauraciones parciales, en esta ocasión la restauración ha sido integral, gracias al acuerdo al que llegaron los tres custodios encargados de guardar y mantener la tumba de Cristo: los greco-ortodoxos, los armenios apostólicos y los católicos romanos, que han tardado casi seis décadas en llevar a cabo el acuerdo firmado por ellos en 1959 para el mantenimiento de la tumba.

Como novedad, cabe destacar la colocación de una cruz sobre la cúpula del edículo, que, aunque estaba prevista en el proyecto original, nunca se puso por prohibirlo las leyes otomanas. También se ha abierto una ventana en el interior donde puede contemplarse la piedra original de las paredes de la tumba.

Durante todo el tiempo que han durado las obras de restauración, el Santo Sepulcro ha permanecido abierto al público, salvo durante las 36 horas en que se retiró la lápida que cubría la piedra original sobre la que estuvo depositado el Cuerpo de Nuestro Señor Jesucristo, que la responsable de los trabajos de rehabilitación, Dña. Antonia Maropoulou, profesora de la Universidad Politécnica Nacional de Atenas, calificó como "un suceso único", asegurando que los ordenadores se apagaron solos al descubrirse la piedra original.

A este respecto, recomiendo leer la entrada del blog que publiqué a principios de diciembre y que rompió todas las espectativas al recibir cerca de un cuarto de millón de visitas -visitantes únicos- en los primeros tres días:




1 El edículo es la estructura centenaria que cubría la tumba. Su exterior, de estilo barroco otomano, fue construido en 1810 tras los daños producidos por un terremoto.

martes, 21 de marzo de 2017

El Obispo de Kansas-San José administra el sacramento de la Confirmación en el Rito Romano tradicional en Misuri (EE.UU.)

El pasado sábado 18 de febrero, S. E. Mons. James V. Johnston, Obispo de Kansas-San José, administró el sacramento de la Confirmación a varios jóvenes, en el Rito Romano tradicional, en el Oratorio antiguo de San Patricio, a cargo del Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote, ceremonia a la que pertenecen estas imágenes. Fue asistido por el canónigo Talarico, ICRSS, Superior Provincial del ICRSS en EE.UU., el canónigo Glenn Gardner, ICRSS, Vice-Rector del Oratorio y el canónigo William Avis, Maestro de Ceremonias de la Provincia de Estados Unidos. También asistieron varios sacerdotes diocesanos y un diácono: el P. Joseph Totton, el P. Evan Harkins. el P. Lawrence Carney y el diácono Ralph Wehner, Maestro de Ceremonias diocesano y asistente del obispo en coro. Después de la ceremonia, Mons. Johnston impartió la solemne Bendición con el Santísimo, tras lo cual se ofreció una recepción. ICRSS.

domingo, 19 de marzo de 2017

Solemne Santa Misa del II Domingo de Cuaresma en el Rito Dominico antiguo en París (Francia)

Estas fotografías fueron tomadas el pasado 12 de marzo, II Domingo de Cuaresma, durante la solemne Santa Misa en el Rito Dominico tradicional oficiada por el P. Louis-Marie de Blignères, O.P., en la iglesia de San Eugenio y Santa Cecilia, en París (Francia). Fue asistido por el P. Réginald-Marie Rivoire y por el P. Ambroise-Marie Pellaumail, de la Fraternidad de San Vicente Ferrer, como diácono y subdiácono, respectivamente. Liturgia.

sábado, 18 de marzo de 2017

Fotos de la Divina Liturgia de los Presantificados en el Rito Bizantino por la fiesta de San Benito en el Pontificio Colegio Griego de Roma (Italia)

Estas imágenes fueron tomadas el pasado martes 14 de marzo, durante la Divina Liturgia de la fiesta de San Benito, que en el Rito Bizantino cae justo una semana antes que en el Rito Romano -en que se celebra el día 21 de marzo, día de su muerte-, oficiada a las 19:00 horas en la iglesia de San Atanasio de los Griegos del Pontificio Colegio Griego de Roma (Italia), del que este Santo es Patrón. Como esta fiesta siempre cae en Cuaresma, cuando la Divina Liturgia sólo se celebra los sábados y domingos, se conmemora cuando cae entre semana una Liturgia de los Presantificados, Vísperas combinadas con la Comunión.

jueves, 16 de marzo de 2017

¿Sabía que Francisco es el primer y único Papa que...? 25 cosas en las que Bergoglio ha sido pionero

En la semana en la que se han cumplido cuatro años desde que Francisco fue elegido -el 13 de marzo de 2013-, he hecho una lista, sin ánimo de ser exhaustivo, de cosas en las que el Papa Bergoglio ha sido el primero -de hecho, el único hasta el momento-, bien en hacer o en dejar de hacer. Algunas son positivas, varias son neutras -algo simplemente anecdótico- y otras negativas. Valórenlo los lectores. El Papa Francisco es:
  1. El primer Papa no europeo desde el sirio Gregorio III (siglo VIII).
  2. El primer Papa proveniente del hemisferio sur.
  3. El primer Papa nacido en el continente americano.
  4. El primer Papa argentino.
  5. El primer Papa que no renuncia a su nacionalidad.
  6. El primer Papa jesuita.
  7. El primer Papa que elige un nombre simple jamás usado por ningún Pontífice en más de un milenio. Concretamente, en los últimos 1.100 años (desde Landón, en 913).
  8. El primer Papa que ha utilizado el nombre de Francisco.
  9. El primer Papa que convive con el Papa anterior, aún vivo, dentro de los muros del Vaticano.
  10. El primer Papa que vive en la Casa Santa Marta.
  11. El primer Papa que no lleva muceta ni zapatos rojos en los últimos siglos.
  12. El primer Papa que se quita el Anillo del Pescador.
  13. El primer Papa que no usa Cruz pectoral pontifical, sino una de plata de cuando era cardenal.
  14. El primer Papa ordenado sacerdote según el Novus Ordo.
  15. El primer Papa que jamás ha oficiado la Santa Misa tradicional, ni administrado ningún sacramento según el Vetus Ordo.
  16. El primer Papa que dice el "Pro multis" en español (Por muchos) durante la Santa Misa.
  17. El primer Papa que no hace genuflexión ante el Santísimo.
  18. El primer Papa que convoca un Jubileo extraordinario (el Año Santo de la Misericordia) no relacionado con la Redención -los últimos Jubileos extraordinarios fueron en 1933 por el XIX centenario de la Redención y en 1983 por los 1950 años de la Redención-, sino para conmemorar el 50º aniversario del Concilio Vaticano II.
  19. El primer Papa que promulga una exhortación apostólica postsinodal -Amoris laetitia- que recoge en su texto puntos rechazados (ver aquí) en las votaciones de los sínodos que dieron lugar al documento.
  20. El primer Papa que en un documento pontificio (Amoris laetitia) plantea la posibilidad de dar los sacramentos de la Penitencia y la Comunión a los adúlteros, en clara ruptura con la disciplina sacramental y el Magisterio de sus predecesores.
  21. El primer Papa que lava los pies a mujeres y paganos durante el Mandatum de Jueves Santo.
  22. El primer Papa que visita una iglesia anglicana en Roma.
  23. El primer Papa en dirigir la palabra al Congreso de Estados Unidos.
  24. El primer Papa que aparece en la portada de la revista Rolling Stone.
  25. El primer Papa que ha usado la palabra "gay" para referirse a los homosexuales.

martes, 14 de marzo de 2017

Se perpetró la profanación: por primera vez en la Historia los anglicanos celebraron un ritual en la Basílica de San Pedro del Vaticano por el IV Aniversario del Pontificado del Papa Francisco

Como avisé hace 10 días en este mismo blog (ver aquí), finalmente se perpetró ayer, lunes 13 de marzo de 2017, la profanación de la Basílica de San Pedro del Vaticano, el mayor y principal templo con que cuenta la Iglesia, con la celebración de un ritual por parte de los anglicanos, por el IV Aniversario del comienzo del Pontificado del Papa Francisco. Algunos comentaristas de Facebook pusieron en duda la noticia -afirmando que era una noticia falsa-, que había difundido el propio Centro Anglicano de Roma y de la que yo simplemente me hice eco. Pues aquí tienen las imágenes del evento, incluyendo el cartel en el que se anunciaba este acto -poco publicitado-, que se ha perpetrado de acuerdo con el Libro de Oración Común de la Iglesia de Inglaterra, del siglo XVII.

Cabe recordar la posición de condena de la Iglesia católica contra el falso ecumenismo, la Communicatio in sacris y sobre los anglicanos, a quienes no se reconoce siquiera Sucesión Apostólica. A este respecto, ha habido numerosos documentos del Magisterio, de los que enumero algunos -en total hay casi 50 documentos magisteriales-, desde el Pontificado del Beato Pío IX:
  • Beato Pío IX: Carta a los obispos ingleses sobre la unidad de los cristianos (1864)
  • Beato Pío IX: Instrucción a los tractarios anglicanos (puseyites) sobre la verdadera unidad religiosa (1865)
  • Beato Pío IX: Carta Apostólica Iam Vos Omnes (1868)
  • Papa León XIII: Encíclica Satis Cognitum (1896)
  • Papa León XIII: Bula Apostolicae curae (1896)
  • Papa Pío XI: Encíclica Mortalium animos (1928)
  • Venerable Pío XII: Monitum Cum Compertum del Santo Oficio (1948)
  • Venerable Pío XII: Instrucción De motione oecumenica (1949)

lunes, 13 de marzo de 2017

Aniversario del Pontificado de Francisco: 4 años, 3 Papas, 2 momentos, 1 ciudad (Roma)

Cuatro años (4) se cumplen hoy desde que comenzó el Pontificado del Papa Francisco, allá por el año 2013. La imagen que ilustra esta entrada muestra a tres Papas (3), a saber, San Juan Pablo II, S. S. Benedicto XVI -actualmente Papa "emérito"-, y el Papa Francisco, en tres carteles que en dos momentos (2) diferentes -antes de Francisco y después de Francisco-, una ciudad (1) les dedicó a cada uno de ellos: Roma.

El propio texto de cada uno de los carteles es suficientemente expresivo, por lo que no se necesitan ulteriores aclaraciones. Una imagen vale más que mil palabras:

1) El primer cartel es del año 2005 y fue pegado a la muerte de San Juan Pablo II, en el que se lee: "Roma llora y saluda a su Papa" y la palabra "Gracias" sobre la imagen del Papa polaco.

2) El segundo cartel es del año 2013, cuando S. S. Benedicto XVI renunció al Papado, y en el mismo se lee: "Siempre estará con nosotros. Gracias".

3) El tercer cartel, por último, va dirigido al Papa Francisco y fue pegado junto con muchos más por toda la ciudad de Roma hace poco más de un mes, a principios de febrero de 2017 (reportaje fotográfico con los carteles aquí), y dice: "Ah Paquito (Francisquito), has comisariado Congregaciones, removido sacerdotes, decapitado la Orden de Malta y los Franciscanos de la Inmaculada, ignorado Cardenales... Pero, ¿dónde está tu misericordia?".

domingo, 12 de marzo de 2017

Imágenes veladas en la Santa Misa en el Rito Ambrosiano antiguo oficiada el I Domingo de Cuaresma en Legnano, Milán (Italia)

El pasado 5 de marzo, I Domingo de Cuaresma, Mons. Claudio Livetti, Protonotario Apostólico, Comendador de la Orden del Santo Sepulcro y Preboste emérito de Busto Arsizio, ofició la Santa Misa en el Rito Ambrosiano tradicional en la iglesia de la Natividad de la Bienaventurada Virgen María, también conocida como "la Madonnina", de la localidad de Legnano, en la provincia de Milán (Italia), a la que pertenecen estas imágenes y donde se oficia cada domingo y día de precepto a las 17:30 horas. A la ceremonia asistió la Cofradía del Santísimo Sacramento. Nótese que, salvo la cruz, todas las imágenes aparecen ya veladas, como prescribe durante la Cuaresma el Manual de Liturgia ambrosiana del P. Giustino Borgonovo. Collegium Liturgicum Sancti Ambrosii Episcopi (Coetus Fidelium di Legnano).

viernes, 10 de marzo de 2017

S. E. R. Mons. Luigi Negri, Arzobispo emérito de Ferrara-Comacchio, 68º Prelado que apoya las "dubia" y defiende la Doctrina y Magisterio de la Iglesia, afirma que hubo motivos muy graves detrás de la renuncia del Papa Benedicto XVI

Durante esta semana, concretamente el lunes 7 y el martes 8 de marzo, S. E. R. Mons. Luigi Negri 1, Arzobispo emérito de Ferrara-Comacchio -el Papa Francisco aceptó su renuncia el pasado 15 febrero por límite de edad-, ha sido noticia por la entrevista que ha concedido a Rimini 2.0 (ver aquí) y las revelaciones que ha hecho Andrea Tornielli en La Stampa (ver aquí). En la entrevista a Rimini 2.0 ha dejado claro su apoyo explícito a los Cuatro Cardenales y las "dubia" presentadas por ellos al Papa Francisco para que aclare los puntos conflictivos de "Amoris laetitia", y en La Stampa habla de "motivos muy graves detrás de la renuncia de Benedicto XVI".

Además ha hecho afirmaciones como que "los antipapistas de antes se han vuelto hiperpapistas para uso y consumo propio". Con Mons. Negri ya son 68 los Prelados que apoyan las "dubia" sobre "Amoris laetitia", que defienden la Doctrina y el Magisterio de la Iglesia sobre el Matrimonio y que rechazan dar los sacramentos de la Penitencia y la Eucaristía a los adúlteros. Es el duodécimo Arzobispo de la lista de 68 Prelados: 28 Cardenales, 12 Arzobispos y 28 Obispos (ver aquí)



1 S. E. R. Mons. Luigi Negri, Arzobispo emérito de Ferrara-Comacchio, es actualmente miembro de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, el Anuncio y la Catequesis, miembro del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, miembro del Comité científico-técnico para las escuelas católicas de la Conferencia Episcopal Italiana y fue miembro de la Academia Pontificia de la Inmaculada.

miércoles, 8 de marzo de 2017

El cardenal Coccopalmerio, presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, afirma que los fieles tendrán que aceptar la Comunión de los adúlteros y que el Papa Francisco piensa lo mismo

El cardenal Francesco Coccopalmerio (en la imagen que abre esta entrada), presidente del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos, que el mes pasado publicó un libro, del que ya hablé en este blog (ver aquí), en el que de forma pública y notoria expone su heterodoxia (contraria a todo el Magisterio de la Iglesia) y sostiene que abstenerse de relaciones sexuales puede ser "una imposibilidad" y que si supone una dificultad para los adúlteros y para quienes viven en concubinato deben continuar realizando el acto sexual para preservar la relación, al tiempo que apoya la recepción de la Comunión por parte de los adúlteros y señala los "aspectos positivos" del concubinato, ha concedido una escandalosa y vergonzosa entrevista a Edward Pentin, publicada el pasado miércoles 1 de marzo por el National Catholic Register, en la que se pone chulo y afirma que en este tema el Papa Francisco opina como él, que los fieles pueden pensar lo que les dé la gana al respecto, pero que deben aceptar la Comunión de los adúlteros porque lo dice la Iglesia y punto.

Sobran los comentarios, pues la entrevista, llena de sofismas, medias verdades y claras contradiciones, lo dice todo, por lo que la traduzco íntegramente al español:

CIUDAD DEL VATICANO — En lugar de amonestar a los católicos que cohabitan como "pecadores públicos", el jefe del departamento vaticano para interpretar la ley de la Iglesia ha dicho que es más importante considerar "caritativamente" a la pareja con la esperanza de que finalmente se casen.

Y en una entrevista con el Register el 21 de febrero, el cardenal Francesco Coccopalmerio también insistió en su interpretación, publicada en un reciente folleto, del capítulo 8 de Amoris Laetitia (La alegría del amor), la reciente exhortación apostólica del Papa Francisco sobre el matrimonio y la familia, no viola el Derecho Canónico ni la Doctrina de la Iglesia.

Dijo que permitir a algunos divorciados recasados recibir los sacramentos si desean cambiar su situación pecaminosa pero no pueden enmendarla, porque al hacerlo incurrirían en otro pecado, está totalmente en línea con la enseñanza de la Iglesia.

El cardenal Coccopalmerio, presidente del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos, también habló de una reciente conferencia que dio en el Vaticano en la que abogaba por una comprensión "menos rígida" del sacerdocio, que rechaza esencialmente una noción objetiva y metafísica del sacerdocio, para acercarse a los protestantes.

Su Eminencia, ¿podría por favor ayudar a nuestros lectores a entender su intención al escribir este folleto?

Quería entender exactamente lo que significaba el octavo capítulo [sobre "Acompañar, Discernir e Integrar la Debilidad"] y luego explicárselo a otros. Así que leí esas partes del capítulo octavo, leyendo pero [también] para hacer entender a la gente el sentido y la lógica de todos los puntos, de acuerdo con ciertos temas que me parecían más importantes. Lo más difícil es ver lo que dice el documento sobre los fieles que se encuentran en condiciones irregulares -ver cómo es posible, si es posible, admitir a estos fieles a los sacramentos, tanto la confesión como la Eucaristía, y por qué motivos-.

Así que me interesaba ver lo que el documento dice y luego explicárselo a otros -sólo para hacer sólo una lectura de los pasos [que esto requiere] para ser un poco más claro que el documento-. El documento es muy rico y conjuga muchas cosas, que es importante mantener aparte para examinar con más análisis, más analíticamente.

¿Revisó el Papa la publicación antes de su publicación?

No, no, no. Le di el libro al Papa después de su publicación. Pero en otras ocasiones he hablado con el Papa sobre estas cuestiones, y siempre pensamos lo mismo; También durante los sínodos. Le regalé al Papa el libro después de su publicación, como regalo.

Como sabe, se ha abierto una gran brecha en las interpretaciones. Tenemos a los obispos alemanes y malteses de acuerdo, por un lado. Por otro lado, están el arzobispo Charles Chaput de Filadelfia y también el obispo Steven Lopes del Ordinariato anglicano, entre otros muchos. ¿Cómo clarifica su libro las cosas frente a estas interpretaciones?

Tenemos que distinguir los casos de forma bien precisa, las uniones ilegítimas no se regularizan, porque el matrimonio es indisoluble. Hay fieles que se encuentran en esta situación. Son conscientes de que esta situación no es buena. Ellos quieren cambiar, pero no pueden hacerlo. Porque si lo hicieran, si dejaran esas uniones, se dañaría a personas inocentes.

Piense en una mujer que convive con un hombre casado. Tiene tres niños pequeños. Ya lleva 10 años con ese hombre. Ahora los niños piensan en ella como una madre. Él, su pareja, está muy ligado a esta mujer como amante, como mujer. Si esta mujer fuera a decir: "Dejo esta unión equivocada porque quiero corregir mi vida, pero si hago esto, haría daño a los niños y a mi pareja", entonces podría decir: "Me gustaría, pero No puedo". Precisamente en estos casos, basados ​​en la propia intención de cambiar y en la imposibilidad de cambiar, puedo dar a esa persona los sacramentos, con la esperanza de que la situación se aclare definitivamente.

Pero en tales casos, en los que usted dice que es mejor que una mujer continúe en su situación pecaminosa, ¿Cómo puede ser eso coherente con San Pablo y el Catecismo? Ambos dicen que nunca es permisible hacer el mal
deliberadamente para conseguir un bien mayor. ¿Cómo conciliar ambas cosas?

Digamos, si usted está de acuerdo, que si deja esta situación hará daño a la gente. Y entonces, para evitar ese mal, continúo en esa unión en la que ya me encuentro.

Pero esta unión es una situación de pecado.

Sí, aun así...

¿No es mejor tratar de dejar la situación de pecado completamente?

¿Cómo puedes dejar todo si eso daña a la gente? Es importante que esa persona no quiere estar en esa unión, quiere dejarla, quiere irse, pero no puede hacerlo. Hay que combinar dos cosas: Quiero, pero no puedo. Y no puedo -no por mi propio bien, sino por el bien de otras personas-. No puedo por el bien de otras personas.

Si los dos pueden convivir como hermano y hermana, genial. Pero si no pueden porque hacerlo acabaría con la relación, que debería conservarse por el bien de esas personas, entonces se las arreglan de la mejor manera posible. ¿Lo ve? Eso es. Y parece que todo este complicado asunto tiene una explicación lógica: los motivos. Si otros parten de otros puntos de vista, también pueden llegar a otras conclusiones. Pero yo diría que les faltaría algo de humanidad. No puedo hacer daño a una persona para evitar un pecado en una situación en la que no me he metido; Ya me encuentro en ella, en la que yo, si soy esa mujer, me he metido sin mala intención. Por el contrario, trao de hacer el bien, y en ese momento creía que estaba haciendo el bien, y ciertamente hice el bien. Pero tal vez si, ya desde elprincipio lo hubiera sabido, si supiera con certeza moral que eso es pecado, tal vez no me habría puesto en esa situación. Pero ahora ya me encuentro así: ¿Cómo puedo dar marcha atrás? Una cosa es empezar y otra dejarlo. También son cosas diferentes, ¿no?

¿Cuál es la situación con respecto al primer matrimonio, que sigue siendo válido? ¿También ha pensado en la situación de la otra persona y en la validez de su primer matrimonio, como parece que se ignora en esta discusión?

Fue abandonado por su esposa, ¿no? Uso este ejemplo. Fue abandonado por la esposa, y luego esa [otra] mujer vino en su ayuda.

En cuanto a las parejas que cohabitan, ¿creen que se les debe dar la Comunión en algunos casos?

No, sólo digo lo que se dice en el documento de la exhortación apostólica. Vemos a esta pareja que está cohabitando o sólo civilmente casada, conviviendo, digamos. No es el ideal cristiano. Admitamos que no es lo ideal, lo bueno, no una unión legítima. Pero veamos también que hay algo bueno. Ellos realmente se aman. Todavía no están casados ​​porque no tienen medios suficientes para el futuro. Son personas que hacen el bien en la comunidad en la que se encuentran. Todas esas cosas son positivas.

Tenemos que reconocer eso y tener un diálogo pastoral con esas personas y decir: Reflexionemos juntos sobre ésto. ¿No sería mejor casarse? ¿Cuáles son los obstáculos? ¿Podemos ayudarles como comunidad eclesial? Todo ello para llevarles, paso a paso, a un matrimonio canónico. No podemos decir: "Qué vergüenza: sois pecadores públicos". Comencemos diciendo: "amaos mutuamente. Tenéis razones para no casaros; Al menos sentís que esas razones son importantes para vosotros. También sois buenas pesonas, respetadas por todos". Estas cosas son importantes. Digámoslo. Subrayemos estas cosas. Tratemos el tema, para llegar a la maduración de un matrimonio por la Iglesia.

¿No es mejor decir simplemente que esa situación es pecaminosa, que es mejor estar casado y no seguir viviendo juntos?

Si los dos se aman, quieren casarse. No lo hacen ahora por razones que, para ellos, parecen importantes. ¿Por qué tienes que decirles que se separen? Más bien, deberías decirles: "Vayamos juntos hacia un matrimonio canónico. ¿Será en un año? Bueno. Vamos".

¿Podrían recibir los sacramentos antes de casarse, en su opinión?

No necesariamente tengo que darles la Comunión. Puede haber casos particulares. No es un asunto de permitir la Comunión. Se trata sólo de considerarles benévolamente. Las personas que se encuentran en esas relaciones tienen elementos positivos.

Usted dice que se puede dar la Comunión a pesar de vivir en situaciones que no están de acuerdo con los cánones matrimoniales tradicionales, si expresan el sincero deseo de acercarse a los sacramentos después de un adecuado período de discernimiento. Pero su consejo pontificio explicó en una declaración del año 2000 por qué los Cánones 915 y 916 impiden la admisión de tales parejas a la sagrada Comunión y señala, en lenguaje legal, que no puede cambiarse porque así lo expresó Jesús.

Conozco los cánones de memoria. Los conozco muy bien. Quien está en pecado grave no puede recibir la Eucaristía sin primero confesarse o tener el deseo de confesar si ahora es incapaz de hacerlo.

Pero déjeme leerle parte de eso, porque es importante. Dice: "Toda interpretación del Canon 915 que vaya en contra del contenido sustancial del mismo, como ha declarado ininterrumpidamente el Magisterio y la disciplina de la Iglesia a lo largo de los siglos, es claramente engañosa. No se puede confundir el respeto por la redacción de la ley (Canon 17) con el uso indebido de la misma redacción como instrumento para relativizar los preceptos o vaciarlos de su sustancia".

¿Esta declaración sigue en vigor, y, en caso contrario, por qué no declararla ya no vigente?

Siempre está en vigor. Quien está en grave pecado y dice no tengo intención de cambiar: Esos son los Cánones 915 y 916. Pero si alguien dice: "Quiero cambiar, pero en este momento no puedo, porque si lo hago, mataré a la gente", puedo decirles: "Paren ahí. Cuando podáis os daré la absolución y la Comunión". O también puedo insistir en vuestrasintenciones y deciros que no estáis en pecado porque tenéis la intención seria de cambiar, pero en este momento no podéis hacerlo. Hay que compatibilizar ambas cosas ¿Entiende? Esa persona ya está convertida, ya está separada del mal, pero materialmente no puede hacerlo. Es una cuestión de atender esas situaciones. Puede decirlo apresuradamente, pero si una luz no se enciende, puede entender otras interpretaciones. No se preocupe.

Los canonistas dicen que estas normas, 915 y 916, fueron cambiadas en ciertas interpretaciones de Amoris Laetitia.

No han cambiado. No ha cambiado absolutamente nada. En el libro se lo digo a quienes no pueden recibir la absolución y la Eucaristía. Esos son los cánones. Al que dice: "Estoy en pecado grave, pero no quiero cambiar" [la absolución no es posible]. Cuando alguien viene a confesarte y te dice: "Cometí este pecado. Quiero cambiar, pero sé que no soy capaz de cambiar, pero quiero cambiar, "¿qué haces? ¿Le mandarás lejos? No, le absuelves.

¿Para que puedan recibir los sacramentos?

Los sacramentos son la absolución y la Eucaristía. La persona hace las mismas cosas, pero sinceramente quiere cambiar. ¿Ves que hay una imposibilidad en este caso? Uno no puede cambiar inmediatamente.

¿Tienen que cambiar su estilo de vida antes de recibir la comunión?

No, tienen que cambiar su intención, no su estilo de vida. Si esperas a que alguien cambie su estilo de vida, ya no absolverás a nadie. Es la intención. Quiero cambiar aunque sepa que no puedo. Pero he empezado a caminar. Daré pasitos. Rezaré cinco minutos más para que pueda. Lo importante es dar un paso. Si alguien no hace nada, no puedo absolverles. Si alguien dice: "Sí, quiero hacerlo. Haré lo que pueda, como poco", entonces ya está en el camino de la conversión.

¿La disciplina es coherente con la doctrina, según usted?

Perfectamente. La doctrina dice que quien se convierte puede recibir la absolución de los pecados y la Eucaristía. Absolución del pecado significa la Eucaristía; Los dos van juntos. ¿Quién es verdaderamente penitente? ¿Quién se compromete a hacer todo lo que pueda? Si alguien hace sólo una cosa de un centenar, eso ya es algo importante. Esto es lo que hay que entender.

¿Cómo reconoce a un verdadero penitente?

Tienes que prestar atención a lo que el penitente dice. Si sabes -puedes decir si te está engañando-. Pero alguien que viene a la confesión, ya por el hecho de que viene a confesar, significa que tiene la intención de cambiar. En ese momento, en este mundo, donde la confesión es absolutamente por propia voluntad, si alguien viene a confesar, no tiene sentido que venga y no quiera cambiar -yo vengo pero no quiero cambio. Si vengo a confesar, es porque tengo una intención positiva, aunque sea pequeña, pero seria para cambiar. Tienes que poner toda tu atención en esta intención. Haré todo lo que pueda.

Para los divorciados y vueltos a casar, su estado y recibir la comunión es muy público, una posible fuente de escándalo para los demás. ¿Qué dice a este punto?

Lo digo en el libro, es necesario instruir a los fieles que cuando vean a dos divorciados recasados ​​que van a la Eucaristía, no deben decir que la Iglesia dice ahora que su situación es buena, y que por tanto el matrimonio ya no es indisoluble. Deben decir que esas personas tendrán razones examinadas por las autoridades eclesiales a causa de las cuales no pueden cambiar su situación y con la esperanza de que cambien, la Iglesia ha dado importancia a su deseo, su intención de cambiar con la imposibilidad de hacerlo. Por lo tanto, es uno de esos casos en que es posible que la Iglesia diga acércate a la Eucaristía. ¿Lo ve? Es necesario instruir a los fieles al respecto. No debería haber la posibilidad de, como se dice, de escándalo, de falsos juicios. Es necesario instruir a los fieles. ¿Lo ve? Escribí todo ésto.

En estas situaciones pecaminosas, en ciertos casos pueden recibir los sacramentos, pero ¿no tomará la gente ésto como que la Iglesia aprueba su situación de adulterio?

No si se instruye a los fieles y se les dices que no es así. Alguno puede pensar lo que le dé la gana. Pero si está de acuerdo con lo que dice la Iglesia, que se lo explica, ya no puede pensar de manera diferente. Si eres una persona que no entiende, o ve sólo ciertas cosas y otras no, pues vale.

Con respecto a la indisolubilidad del matrimonio, para usted, ¿sigue igual?

Lo mismo, incluso más aún.

Algunos divorciados recasados ​​continúan viviendo en situaciones pecaminosas si así lo desean, pero algunos han dado sus vidas por la indisolubilidad del matrimonio tal y como Cristo enseñó, como Santo Tomás Moro. ¿Fue en vano su martirio?

Paremos, porque sé que no podré explicárselo bien. Esas personas -entiéndase, las mujeres de las que he hablado en el libro- dicen a todo el mundo que el matrimonio es indisoluble: "Estoy en una mala situación. Pero me gustaría cambiarlo precisamente porque el matrimonio es indisoluble. Pero en este momento no puedo hacerlo".

Si sigues diciendo que el matrimonio no es indisoluble, significa que no nos hemos entendido; Pero esa mujer sigue diciendo que el matrimonio es indisoluble. Pero, ¿cómo puede dejar la relación? Él [su cónyuge casado civilmente] se suicidará. Los niños, ¿quién los cuidará? Estarán sin madre. Por lo tanto, ella tiene que seguir así.

Pero esos casos son muy raros.

Genial si son raros, pero existen. Lo he comprobado personalmente.

Pero si son tan raros, ¿por qué el Papa no escribió una nota a todos los obispos diciendo en esos casos se aplicara la doctrina de la Iglesia de manera diferente?

Lo ha escrito [sobre eso].

Pero no habría habido necesidad de los dos sínodos.

Si le leyera el documento, le mostraría los pasajes precisos. No escribí sobre todo eso; está en el documento. Tengo que irme ya. Más que eso, no puedo decirle. No se inquiete. El matrimonio es indisoluble. Esas personas se encuentran en situaciones irregulares. Quieren cambiar, pero no pueden.

Una última cuestión: en una reciente sesión plenaria del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, usted supuestamente alentó a los miembros a impulsar una comprensión menos rígida del sacerdocio, esencialmente diciéndoles que renuncien a una noción objetiva y metafísica del sacerdocio. Su idea era que, como tenemos una comprensión de los diferentes niveles de comunión con la Iglesia entre los bautizados, debemos tener diferentes grados de plenitud del sacerdocio, a fin de permitir a los protestantes a ejercer [como sacerdotes] sin estar completamente ordenados. ¿Qué dijo usted exactamente y por qué lo dijo?

Estaba diciendo que tenemos que reflexionar sobre las cuestiones. Decimos, todo es válido; nada es válido. Tal vez tenemos que reflexionar sobre este concepto de validez o invalidez. El Concilio Vaticano II dijo que hay una verdadera comunión aunque no sea definitiva ni completa. Verá, crearon un concepto no tan concluyente, ni todo ni nada. Hay una comunión que ya es buena, pero faltan algunos elementos. Pero, si dice que faltan algunas cosas y que por tanto no hay nada, se equivoca. Faltan piezas, pero ya hay comunión, pero no es la comunión plena. Lo mismo puede decirse, o algo similar, de la validez o invalidez de la ordenación. Dije: pensemos en ello. Es una hipótesis. Tal vez hay algo, o tal vez no hay nada -un estudio, una reflexión-.

¿El objetivo es la intercomunión?

No, es sólo una reflexión que uno podría hacer. Las consecuencias no se tienen en cuenta. Es sólo una reflexión.

Edward Pentin, corresponsal del Register en Roma.

[TRADUCCIÓN: CATHOLICVS]

martes, 7 de marzo de 2017

S. E. R. Wolfgang Haas, Arzobispo de Vaduz (Liechtenstein), ya es el undécimo Arzobispo de la lista de 67 Prelados que defienden la Doctrina y Magisterio de la Iglesia sobre el Matrimonio y que son contrarios a dar los sacramentos de la Penitencia y la Comunión a los adúlteros

S. E. R. Mons. Wolfgang Haas, Arzobispo de Vaduz (Liechtenstein), al que he traído a este blog en numerosas ocasiones, ha publicado una Carta pastoral para la Cuaresma 2017, con la que se convierte en el undécimo Arzobispo de la lista de 67 Prelados (ver aquí) que se posiciona explícitamente a favor de la Doctrina y Magisterio de la Iglesia sobre el Matrimonio, y en la que ha recalcado la imposibilidad, sin excepciones, de que los adúlteros reciban los sacramentos de la Penitencia y la Comunión.

En la mencionada Carta pastoral sostiene el Magisterio de San Juan Pablo II sobre la indisolubilidad matrimonial y el pecado del adulterio. En este sentido, ha afirmado que someter a debate la indisolubilidad del matrimonio y sostener que el adulterio ya no es pecado grave en todos los casos, va directamente contra la voluntad salvífica de Dios. También ha recordado que el matrimonio es querido por Dios como unión indisoluble, por lo que sólo la muerte puede destruir el vínculo de un matrimonio válido, sin que nadie tenga potestad para disolverlo.

Por otro lado, ha aclarado que la misericordia con quienes viven en adulterio no anula lo que el Magisterio de la Iglesia ha proclamado siempre, citando en el documento la homilía que San Juan Pablo II dio el 25 de octubre de 1980 durante la clausura del VI Sínodo de los Obispos, así como el punto nº 84 de la Exhortación Apostólica Familiaris Consortio, señalando que es Magisterio vinculante y que debe aplicarse en el acompañamiento pastoral de los fieles, entre otras cosas para evitar que vayan por caminos equivocados.

lunes, 6 de marzo de 2017

Otro Arzobispo y dos 2 Obispos elevan a 67 (28 Cardenales, 11 Arzobispos y 28 Obispos) los Prelados favorables a las "dubia" presentadas al Papa Francisco sobre "Amoris laetitia", a la Doctrina y Magisterio de la Iglesia sobre el Matrimonio, y contrarios a dar los Sacramentos de la Penitencia y la Comunión a los adúlteros

La lista de Prelados que apoyan las "dubia" sobre "Amoris laetitia" enviadas al Papa Francisco, que defienden la Doctrina y Magisterio de la Iglesia sobre el Matrimonio y que rechazan dar los sacramentos de la Penitencia y la Eucaristía a los adúlteros, sigue aumentando; sin prisa, pero sin pausa. La semana pasada di cuenta (ver aquí) de la incorporación de S. E. R. Mons. Terrence Thomas Prendergast, S.I., Arzobispo de Ottawa (Canadá), siendo el Prelado nº 64 y el 10º Arzobispo de la lista.

Ahora, y gracias al aporte de algunos comentaristas, hay que añadir a otro Arzobispo: S. E. R. Mons. Wolfgang Haas, Arzobispo de Vaduz (Liechtenstein), y a otros dos Obispos más: S. E. Mons. Thomas Paprocki, Obispo de Springfield, Illinois (EE.UU.) -de quien hablé hace cuatro días con motivo de las Ordenaciones de la FSSP (ver aquí)-, con unas declaraciones efectuadas hace varios meses (ver aquí); y S. E. Mons. Rigoberto Corredor Bermúdez, Obispo de Pereira (Colombia), que ha dejado clara su posición en las directrices para la Cuaresma de este año (ver aquí).

En las cuatro entradas anteriores sobre este tema (ver aquí, aquí, aquí y aquí) ya había contabilizados 64 Prelados, a los que ahora hay que añadir a la lista a 1 Arzobispo y a 2 Obispos, elevándose ya a 67 Prelados:
  • 28 de ellos son Cardenales, de los cuales:

    1 es el Cardenal Protodiácono.
    3 son Prefectos de Congregaciones.
    1 es Cardenal-Arzobispo Primado.
    9 son Arzobispos.
    2 son Arzobispos eméritos.
    5 son Presidentes de Conferencias Episcopales (1 de ellos honorífico).
    1 es Presidente emérito de una Prefectura de la Santa Sede.
    1 es Presidente emérito de una Academia Pontificia.
    3 son ex Presidentes de Conferencias Episcopales.
  • 11 son Arzobispos.
  • 28 son Obispos.
Más abajo puede verse la LISTA COMPLETA, con los 67 Prelados (28 Cardenales, 11 Arzobispos y 28 Obispos), contándose entre ellos:
  • El Cardenal Protodiácono.
  • El Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.
  • El Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.
  • El Prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede.
  • El ex Prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica.
  • El Presidente de la Conferencia Episcopal Polaca.
  • El Vicepresidente del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa (el mismo que el Presidente de la C. E. Polaca).
  • El Presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos.
  • El Presidente de la Conferencia Episcopal de la India.
  • El Presidente de la Conferencia Episcopal de Kenia.
  • El Presidente "ad honorem" de la Conferencia Episcopal Venezolana.
  • El ex Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana.
  • El ex Presidente de la Conferencia Episcopal Española.
  • El ex Presidente de la Conferencia Episcopal Letona.
  • El Presidente del Consejo para la Familia de la Conferencia Episcopal Polaca.
  • El Presidente de la Comisión de Familia y Comunidad de la Conferencia Episcopal de Costa Rica.
  • El Prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.
  • El Presidente emérito de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede.
  • El Presidente emérito de la Pontificia Academia para la Vida.
  • El Presidente emérito del Pontificio Comité de Ciencias Históricas.
  • El Presidente emérito del Pontificio Consejo para la Familia.
  • El Presidente emérito del Pontificio Consejo "Cor Unum".
  • El Presidente emérito del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz.
  • El Presidente emérito del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes (el mismo que Justicia y Paz).
  • El Presidente emérito de "Peregrinatio ad Petri Sedem".

  1. S. E. R. Walter Card. Brandmüller, Presidente emérito del Comité Pontificio de Ciencias Históricas.
  2. S. E. R. Raymond Leo Card. Burke, ex Prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica y Patrón de la ex Soberana Orden de Malta.
  3. S. E. R. Carlo Card. Caffarra, Arzobispo emérito de Bolonia (Italia)
  4. S. E. R. Joachim Card. Meisner, Arzobispo emérito de Colonia (Alemania).
  5. S. E. R. Robert Card. Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.
  6. S. E. R. Paul Josef Card. Cordes, Presidente emérito del Pontificio Consejo "Cor Unum".
  7. S. E. R. George Card. Pell, Prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede.
  8. S. E. R. Wilfrid Fox Card. Napier, Arzobispo de Durban (Sudáfrica).
  9. S. E. R. Gerhard Ludwig Card. Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.
  10. S. E. R. Renato Raffaele Card. Martino, Cardenal Protodiácono, Presidente emérito del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz, Presidente emérito del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes y ex Observador Permanente de la Santa Sede en las Naciones Unidas.
  11. S. E. R. Camilo Card. Ruini, Vicario General emérito de Su Santidad para la diócesis de Roma, ex Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, Arcipreste emérito de la Basílica Papal de Letrán, Gran Canciller emérito de la Pontificia Universidad Lateranense y Presidente emérito de "Peregrinatio ad Petri Sedem".
  12. S. E. R. Francis Card. Arinze Prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.
  13. S. E. R. Angelo Card. Scola, Arzobispo de Milán (Italia).
  14. S. E. R. Ennio Card. Antonelli, Arzobispo emérito de Florencia (italia) y Presidente emérito del Pontificio Consejo para la Familia.
  15. S. E. R. Joseph Card. Zen Ze-kiun, S.D.B., Arzobispo emérito de Hong Kong (China).
  16. S. E. R. Velasio Card. De Paolis, Presidente emérito de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede.
  17. S. E. R. Moran Mor Baselios Card. Cleemis, Arzobispo Mayor de Trivandrum, Catholicós de la Iglesia católica siro-malankar y Presidente de la Conferencia Episcopal de la India.
  18. S. E. R. Dominik Jaroslav Card. Duka, O.P., Arzobispo de Praga y Primado de la República Checa.
  19. S. E. R. John Olorunfemi Card. Onaiyekan, Arzobispo de Abuya (Nigeria).
  20. S. E. R. Willem Jacobus Card. Eijk, Arzobispo de Utrecht (Países Bajos).
  21. S. E. R. Thomas Christopher Card. Collins, Arzobispo de Toronto (Canadá).
  22. S. E. R. Daniel Nicholas Card. DiNardo, Arzobispo de Galveston-Houston (EE.UU.) y Presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos.
  23. S. E. R. Timothy Michael Card. Dolan, Arzobispo de Nueva York (EE.UU.).
  24. S. E. R. John Card. Njue, Arzobispo de Nairobi y Presidente de la Conferencia Episcopal Keniana.
  25. S. E. R. Elio Card. Sgreccia, Presidente emérito de la Academia Pontificia para la Vida.
  26. S. E. R. Antonio María Card. Rouco Varela, Arzobispo emérito de Madrid y ex Presidente de la Conferencia Episcopal Española.
  27. S. E. R. Jorge Liberato Card. Urosa Savino, Arzobispo de Caracas y Presidente "ad honorem" de la Conferencia Episcopal Venezolana.
  28. S. E. R. Jānis Card. Pujats, Arzobispo emérito de Riga y ex Presidente de la Conferencia Episcopal Letona.
  29. S. E. R. Mons. Stanisław Gądecki, Arzobispo Metropolitano de Poznań, Presidente de la Conferencia Episcopal Polaca y Vicepresidente del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa.
  30. S. E. R. Mons. Charles Joseph Chaput, O.F.M. Cap., Arzobispo Metropolitano de Filadelfia (EE.UU.).
  31. S. E. R. Mons. Héctor Aguer, Arzobispo de La Plata (Argentina).
  32. S. E. R. Mons. Tomash Peta, Arzobispo Metropolitano de la Archidiócesis de Santa María en Astaná (Kazajistán).
  33. S. E. R. Mons. Jan Pawel Lenga, Arzobispo emérito de Karagandasu (Kazajistán).
  34. S. E. R. Mons. William E. Lori, Arzobispo de Baltimore, Maryland (EE.UU.).
  35. S. E. R. Alexander K. Sample, Arzobispo de Portland (EE.UU.).
  36. S. E. R. Mons. Richard W. Smith, Arzobispo de Edmonton (Canadá).
  37. S. E. R. Mons. Gerard Pettipas, CSsR, Arzobispo de Grouard-McLennan (Canadá).
  38. S. E. R. Mons. Terrence Thomas Prendergast, S.I., Arzobispo de Ottawa (Canadá).
  39. S. E. R. Mons. Wolfgang Haas, Arzobispo de Vaduz (Liechtenstein).
  40. S. E. Mons. Fernando Arêas Rifan, Obispo de la Administración Apostólica Personal de San Juan María Vianney (Brasil).
  41. S. E. Mons. Steven Lopes, Obispo del Ordinariato Personal de la Cátedra de San Pedro (EE.UU.).
  42. S. E. Mons. Jan Wątroba, Obispo de Rzeszów y Presidente del Consejo para la Familia de la Conferencia Episcopal Polaca.
  43. S. E. Mons. José Francisco Ulloa Rojas, Obispo de Cartago y Presidente de la Comisión de Familia y Comunidad de la Conferencia Episcopal de Costa Rica.
  44. S. E. Mons. Ratko Peric, Obispo de Mostar-Duvno (Bosnia y Herzegovina).
  45. S. E. Mons. Vitus Huonder, Obispo de Coira -Chur- (Suiza).
  46. S. E. Mons. Antonio C. Rossi, Obispo de Frederico Westphalen (Brasil).
  47. S. E. Mons. David Kagan, Obispo de Bismarck, Dakota del Norte (EE.UU.).
  48. S. E. Mons. Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Alcalá de Henares (España).
  49. S. E. Mons. Scott MacCaig, Obispo del Ordinariato Militar de Canadá.
  50. S. E. Mons. Philip Egan, Obispo de Portsmout (Reino Unido).
  51. S. E. Mons. Thomas J. Olmsted, Obispo de Phoenix (EE.UU.).
  52. S. E. Mons. James Conley, Obispo de Lincoln, Nebraska (EE.UU.).
  53. S. E. Mons. Thomas Paprocki, Obispo de Springfield, Illinois (EE.UU.).
  54. S. E. Mons. Ignazio Zambito, Obispo dee Patti (Italia).
  55. S. E. Mons. Juan Rodolfo Laise, OFMCap, Obispo emérito de San Luis (Argentina).
  56. S. E. Mons. Taras Senkiv, O.M., Obispo de Stryi (Ucrania).
  57. S. E. Mons. Frederick Henry, Obispo de Calgary (Canadá).
  58. S. E. Mons. Mark Hagemoen, Obispo de Mackenzie-Fort Smith (Canadá).
  59. S. E. Mons. Paul Terrio, Obispo de St. Paul (Canadá).
  60. S. E. Mons. Adriano Langa, Obispo de Inhambane (Mozambique).
  61. S. E. Mons. Jonas Kauneckas, Obispo de Panevėžys (Lituania).
  62. S. E. Mons. Rigoberto Corredor Bermúdez, Obispo de Pereira (Colombia).
  63. S. E. Mons. Anthony Lee Kok Hin, Obispo emérito de Miri (Malasia).
  64. S. E. Mons. Gregory J. Bittman, Obispo auxiliar de Edmonton (Canadá).
  65. S. E. Mons. Jósef Wróbel, Obispo titular de Suas y auxiliar de Lublin (Polonia).
  66. S. E. Mons. Athanasius Schneider, Obispo titular de Celerina y auxiliar de María Santísima en Astaná (Kazajistán).
  67. S. E. Mons. Andreas Laun, Obispo auxiliar de Salzburgo, miembro de los Oblatos de San Francisco de Sales y Profesor de Teología Moral en la Facultad de Filosofía y Teología de Heiligenkreuz (Austria).

ACTUALIZACIÓN: Esta entrada, escrita el lunes 6 de marzo, ha sido actualizada al día siguiente, martes 7 de marzo, para incluir en ella a S. E. R. Mons. Wolfgang Haas, Arzobispo de Vaduz (Liechtenstein), al que he traído a este blog en numerosas ocasiones, que en su Carta pastoral para la Cuaresma 2017 se ha posicionado explícitamente a favor de la Doctrina y Magisterio de la Iglesia sobre el Matrimonio y ha recalcado la imposibilidad, sin excepciones, de que los adúlteros reciban los sacramentos de la Penitencia y la Comunión.